Paradigma de la Complejidad

La realidad objetiva se ha evaporado y lo que nosotros observamos no es la naturaleza en sí sino la naturaleza expuesta a nuestro método de interrogación.” (Heisenberg)

 

“Asistimos a la emergencia de una ciencia que no se limita a situaciones simplificadas, idealizadas, mas nos instala frente a la complejidad del mundo real, una ciencia que permite a la creatividad humana vivenciarse como la expresión singular de un rasgo fundamental común en todos los niveles de la naturaleza.” (Prigogine, 1997).

 

Del nuevo paradigma ha de nutrirse nuestro espíritu aventurero, ha de crear nuevas experiencias de saberes compartidos en la vida. Arte, mística, ciencia, física, química, biología, psicología, matemática, antropología, sociología, arquitectura, lingüística, economía, ingeniería, educación, computación, etcétera, se han de reconocer en las relaciones intradisciplinares. Lo nuevo no puede ser el profesional con sus conocimientos relacionado con otro profesional con sus conocimientos particulares, lo nuevo ha de ser la relación de los conocimientos pertinentes, creando la diversidad de posibles saberes, novedosos y enigmáticos. 

Pensamiento Complejo - Ciencias de la Complejidad

“La simplificación, al aislar, oculta la emergencia y relacionismo consustancial al sistema; reifica y disuelve la organización y el sistema, sin comprender que ‘lo simple’ no es más que un momento arbitrario de abstracción, un medio de manipulación arrancado a las complejidades.” (Morin)

Lo complejo implica el diseño de las bases conceptuales y formales de la nueva racionalidad y es lo que nos permite crear y desarrollar el nuevo fundamento epistemológico social.
Por coherencia epistémica, planteo la re-visión de los términos: gnoseológica, metodológica y axiológica, para analizar-comprender y dar respuesta a las tres preguntas epistemológicas que están en la base del pensamiento complejo. Este es un ejercicio necesario y pertinente.

Del nuevo paradigma ha de nutrirse nuestro espíritu aventurero, ha de crear nuevas experiencias de saberes compartidos en la vida. Arte, mística, ciencia, física, química, biología, psicología, matemática, antropología, sociología, arquitectura, lingüística, economía, ingeniería, educación, computación, etcétera, se han de reconocer en las relaciones intradisciplinares. Lo nuevo no puede ser el profesional con sus conocimientos relacionado con otro profesional con sus conocimientos particulares, lo nuevo ha de ser la relación de los conocimientos pertinentes, creando la diversidad de posibles saberes, novedosos y enigmáticos.

 

Existe un nuevo escenario (campo científico) que está contribuyendo de manera decisiva a encontrar soluciones efectivas, en este entorno turbulento de la sociedad actual. Son las Ciencia de la Complejidad y con sus implementaciones van creando una verdadera revolución científica.

Nacida en el seno de la física y la biología, la Ciencia de la Complejidad (o Complexity Science en inglés) ha permeado paulatinamente una gran cantidad de disciplinas, incluidas la ingeniería, la economía, la sociología y las políticas públicas. Su éxito se explica por el hecho de que permite comprender, predecir, controlar y cambiar el funcionamiento de aquello que caracteriza a nuestra realidad: los sistemas complejos.