Sistema de Salud Pública Cooperativa - SSPC

El SSPC es un modelo tipo entramado de redes complejas, de organización de la nueva salud pública como sistema emergente desde los principios del paradigma de la complejidad. El concepto se basa en el desarrollo epistemológico del Pensamiento Complejo aplicado a la salud y a lo público (sujeto social), como parte de múltiples sistemas en interacción correlacional de diversos campos del conocimiento que le son transversales a la salud y la medicina.


Los postulados del SSPC son antagónicos a la conceptualización de la salud pública que conocemos hasta hoy, fundamentada en los principios del paradigma reduccionista, definido desde el discurso-método cartesiano, paradigma que se nos hace cada vez más insostenible para dar respuesta a la complejidad que experimentamos en la problemática de la salud pública.

Salud pública y complejidad

Las ciencias en general, y la salud en particular, han sido impactadas por las teorías de la complejidad, las cuales han tenido una connotación demoledora sobre el reduccionismo científico, debido a la capacidad que tienen estas nuevas teorías de integrar, de unir y al mismo tiempo de respetar la diversidad; elementos conceptuales muy necesarios para construir un sistema de salud. Las teorías emergentes de la complejidad han puesto en “evidencia científica” que el conocimiento científico de la “ciencia hegemónica positivista” tiene límites y que los fenómenos no son predecibles, aunque sí prevenibles.


Un axioma de la complejidad, de gran importancia para los sistemas de salud, es la imposibilidad de alcanzar nuevos conocimientos de forma fraccionada, por lo que en adelante, las disciplinas científicas del cuerpo de conocimiento de la salud deben trabajar de forma transdisciplinar. Es decir, estudiar un problema conjuntamente, desde varias ciencias relacionadas y desde cada una de ellas por separado. De la misma forma, tomar medidas para evitarlo y/o solucionarlo.

SSPC - Arquitectura de redes complejas

La salud singular del sujeto persona humana, se concibe como sistema complejo adaptativo. Por lo tanto, ya partimos de relaciones de redes complejas físicas, químicas, biológicas y antroposociológicas. Esta nomenclatura de sistemas ha de ser la base del andamio de una arquitectura social de la salud, tanto del individuo como del sujeto social, capaz de ser un todo organizacional de diversos saberes, transdisciplinar e intersectorial.

Una de las ideas principales a introducir en este apartado es dejar clara si la salud pública es una disciplina científica o no, un debate reflexivo muy frecuente que aún no se esclarece del todo. En torno a este debate internacional, se aporta la idea de Sanología, como campo disciplinar científico. De esta manera, la salud pública, más que una disciplina es un campo transdisciplinar de la praxis sanológica, en el que confluyen varias disciplinas que le dan el fundamento teórico y metodológico. Por ejemplo: la epidemiología, la matemática, la administración, la economía, la física y la planificación. Esta discusión se zanja en la relación vinculante de la salud pública con la Sanología, cuyo objeto de estudio –la salud– es principio de actuación de la salud pública y la sociedad, el campo activo donde acontecen las acciones sanológicas.

Relaciones no-lineales del SSPC

El Sistema de Salud Pública Cooperativista es complejo, está formado por elementos que interactúan de forma dinámica entre sí. La naturaleza del SSPC es no-lineal, la información que contiene el sistema en conjunto es superior a la suma de la información de cada parte analizada individualmente. El sistema de salud actual es de naturaleza lineal, lo que permite hacer ciertas suposiciones matemáticas y aproximaciones, y esto conlleva a hacer un cálculo más sencillo de los resultados. La importancia que tiene la no-linealidad del SSPC es que los sistemas no lineales no son iguales a la suma de sus partes, usualmente son difíciles (o imposibles) de modelar, y sus comportamientos con respecto a una variable dada (por ejemplo, la pobreza) es extremadamente difícil de predecir.

SSPC y estructuras complejas organizacionales en red – tejidos de nodos

En salud, existe una estrategia, primordial, que consiste en evaluar la interacción de los individuos en sus propios sistemas y los sistemas de su entorno. Estas evaluaciones de “sistemas complejos” al interactuar entre sí, lo hacen formando un tejido, una red ramificada. Este tejido de relaciones sistémico comporta infinidad de variables como pueden ser: ambiente, clima, entorno laboral, familiar, político, religión, escuela y otros. Una red social de tal envergadura es una estructura que se puede representar en forma de uno o varios grafos en el cual los nodos representan individuos (a veces denominados actores o agentes) y las aristas, relaciones entre ellos.