Algo de historia tras la Sanología

La Sanología nace como un proyecto interdisciplinario académico y de servicios del Centro de Estudio de Salud y Bienestar Humanos de la Universidad de La Habana, con un lustro de existencia. Es un marco conceptual holístico orientado a la búsqueda de nuevos conocimientos sobre el aspecto olvidado del proceso de salud-enfermedad humana.

 
Aproximaciones al marco conceptual de la Sanología


Los Dres. Jorge Aldereguia Henriques y Jorge Núñez Jover (1993) realizan un excelente trabajo aportando las bases de una aproximación al marco conceptual de la Sanología, marco que no es otro que el del desarrollo de la medicina social. Se realiza un enfoque epistemológico de la medicina social tomando como puntos de análisis la evolución histórica e interrelacionada de su problema fundamental, marcos conceptuales e institucionales.

La Sanología nació con la aspiración de convertirse en una ciencia de síntesis socio-psico-bio-medio ambiental y médica. La Sanología incorpora nuevas categorías para examinar problemas científicos nuevos y con ellos articula un marco conceptual y metodológico, aún en desarrollo, que es a la vez continuidad y ruptura con los más modernos enfoques científicos sociales y epidemiológicos sobre el humano.

Sanología en la realidad del paradigma positivista

Tratemos el argumento del porqué este concepto no logró instalarse en las aulas de formación de los profesionales sanitarios, ni ser parte de estrategias de salud de las instituciones de estados ni organismos afines a la salud, pudiendo llegar así a ser estrategia de trabajo en la promoción de la salud en las poblaciones del mundo.


Este abandono académico e institucional se debe a dos puntos centrales. El primero es de carácter ideológico y político. El planteamiento de la medicina social a una evolución científica en los postulados de la Sanología, fue dejado de lado por intereses hegemónicos de la sociedad de poder en cuanto a dejar paso a la promoción de una medicina centrada-basada en la enfermedad. El predominio hegemónico de la medicina está orientado, preferentemente, hacia la curación de enfermedades y al desarrollo de algunos programas orientados a su prevención.

La Sanología en el marco del Paradigma de la Complejidad

Hoy el escenario es otro: la legítima aspiración de la Sanología de ser ciencia es reanimada. La estamos colocando en el centro de atención; para que sea parte y todo, sistema dentro de sistemas, se está instalando en el andamiaje conceptual de un paradigma que acoge su complejidad, su dimensión de postulados científicos que descontextualizan la noción de la relación salud-enfermedad. La Sanología adquiere epistemología y metodología, formando parte de una ideología científica que construye conocimiento como valor de producción de vida.


La emergencia de la Sanología significa contar con una estructura compleja y organizadora de conocimiento pertinente a la noción de salud, en un sentido mucho más amplio del que tenemos, del que nos da el reduccionismo positivista. En este sentido, la Sanología comporta autoorganización, crea un marco referencial epistémico de los fenómenos relacionados con lo sano, la calidad de vida, la felicidad ante la vida-sensación de felicidad, promoción, educación en/y con salud, salud en todas las políticas, desarrollo de comportamientos saludables, constructo de estrategias en/de salud, autogestión primaria de salud, etc. Ahora, a partir de este marco tanto conceptual como ideológico epistémico y metodológico, se está colocando en el centro de atención, no la enfermedad ni la salud como ausencia de enfermedad, sino la salud como valor de vida del ser humano-de las personas y de la sociedad en su conjunto.